Los duplexores que bichos raros!!!


Todos nos hemos preguntado en algún momento porque gastar mas de 1000 dolares en cuatro pedazos de caño con perillas que más que una cosa parecen un calefón; pues estos caños lejos de transportar agua caliente, son cavidades resonantes con cualidades eléctricas inmejorables y mecánicas sin igual; por qué digo lo primero, porque estos señores agrupados de a dos para la transmisión y de otros dos para la recepción, confluyen en un solo conector y se puede trabajar el repetidor, por consecuencia, con una sola antena que oficia como transmisora y receptora a la misma vez cosa e’mandinga, es tan agudo el ajuste y son tan angostos en su banda pasante que sólo dejan pasar la frecuencia exacta para la cual fueron ajustados; digamos que si la repetidora salen 20 wats, esa potencia de R.F. elija el camino que ofrece menor resistencia; al ajustar dos cavidades de las cuatro para la frecuencia en que emite el transmisor exactamente, la potencia fluye sin oposición hacia la antena y ésta, irradia esa portadora al aire en forma normal, mientras que a la mismísima vez la antena recibe 600 Khz. más o menos (según sea el rpt) y por una cuestión de resonancia eléctrica esa señal que ingresa por la antena recorre el camino que ofrece menor resistencia al paso de esa señal radial y cuando tiene que elegir encuentra dos caminos, uno con impedancia distinta al equipo y otro con la impedancia correcta o sea que pasa a través de las cavidades ajustadas en frecuencia de recepción, hacia el receptor mismo; por otra parte la potencia que sale del tx es rechazada por completo por las cavidades de recepción. Puede parecer esto un tanto complejo dado que normalmente detrás de una equipo de radio siempre aparecen componentes activos o que requieren algún estímulo eléctrico que los mueva, pues en este caso estos forman parte de lo que conocemos como componentes pasivos. Pero comenzamos esta nota casi
con un argumento; los QSJ, claro, fabricar estos calefones es una tarea bastante compleja a tal punto que si los construimos de un metal estándar en invierno tendrían un tamaño y en verano otro (por efectos de la dilatación de los metales) y como consecuencia al variar el largo variaría con él la frecuencia para la cual habían sido cuidadosamente ajustados, entonces, cuál es la solución??? Se construyen con una aleación de dos metales de distinto tipo, uno que se contrae y otro que se dilata con la variación de la temperatura, de esta forma se logra un material neutro que no sufre alteraciones A, me olvidaba! También recubiertos por dentro de baño de plata, lógico para la mejor conducción eléctrica.

duplexores

Nota realizada en 1993 por Raúl Prestifilippo – LU3EPH

 .